#BofetónDeCariño: ¡El #GranDía!

Yizette Cifredo/ November 13, 2019/ #BofetónDeCariño, De Humanos/ 0 comments

Porque en algún momento nos hemos preguntado cómo podemos ayudar, te invito a ver esta reflexión y a tomar acción. Hay situaciones que se salen de nuestras manos, pero siempre hay una posibilidad de apoyar y actuar con el corazón. ¡Este 15 de noviembre cuento con ustedes! ¡Les quiero y me quedo corta! ¡Eeeeeh Jua!!! Agradecida de colaborar con McDonald’s en esta hermosa misión!!! Jóvenes de Puerto Rico en Riesgo, Inc. Fundacion Infantil Ronald McDonald.

¿A cuántas personas has abrazado hoy?

Yizette Cifredo/ November 4, 2019/ #BofetónDeCariño, De Humanos/ 0 comments

Hablemos del sentido del tacto. De ese que nos permite palpar texturas: suavidad o aspereza. También temperaturas: el frío o el calor. Aunque, cuando hablamos del “tacto” rápido pensamos en las manos, la realidad es que el tacto se encuentra en el órgano mas extenso del cuerpo: la piel. Toda la piel percibe, recibe, palpa y siente. Y ustedes dirán, ¿y qué le dio a Yizette ahora con esto del tacto? Es que -inspirada en mi maestrita, mi hija Eva y sus #EVAnturas- me puse a pensar en lo mucho que abrazan los niños, lo mucho que buscan ese contacto, esa conexión y que con el pasar de los años vamos perdiendo. En vez de abrazar y acariciar más, abrazamos y acariciamos menos. Nos tocamos y sentimos menos. Y no hablo del tocar o sentir ‘sexy’, sino el afectivo, expresivo, el de amar y ya. Seamos honestos, un buen abrazo, un abrazo bien da’o, de esos bien apretados, puede ser bien poderoso. Es casi imposible mentir con un abrazo. Usted puede dar un beso en la mejilla sin sentirlo, pero un abrazo no se puede. Eso tiene que ser de verdad. ¿Sabía usted que un buen abrazo… …alborota la oxitocina,

Read More

#BofetónDeCariño: ¡Empieza Por Ti! ¡Quiérete!

Yizette Cifredo/ October 21, 2019/ De Humanos/ 0 comments

¡Quiérete! Pero, ¿y qué significa eso? ¿Qué es eso de quererse? Aunque hoy día existen cientos de campañas fomentando la autoestima saludable y en el internet hay mucha información disponible, no hemos logrado que el amor propio se estimule como se debería. Aprender a quererse no es un ejercicio fácil. Parece, pero no lo es. No puede ser de la boca pa’ fuera. Mucha gente lo dice, pero muy pocas lo sienten. Quererse requiere conocerse y reconocerse. Aceptar sus virtudes y defectos: físicos y de personalidad. Abrazar lo bonito y no tan bonito de uno. No se trata de castigarse por los errores que se cometen ni premiarse por los aciertos. Va más allá. Es poderse ver a sí mismo o a sí misma absorbiendo lo aprendido de los triunfos y de los fracasos. Requiere trabajar para “caerse bien” (agradarse a sí mismo o misma). Que te sientas ‘cool’ jangueando contigo mismo y contigo misma. Que estar sola o solo no sea tu peor pesadilla porque en ese caso, tus decisiones sobre escoger una buena compañía no serán acertadas. Yo me “caigo bien” y si me toca ir sola a un cine o a comer, no me avergüenza ni me intimida.

Read More

Esta vez, soy YO quien responde las preguntas

Yizette Cifredo/ October 17, 2019/ De Humanos, De Mamá, De Relaciones/ 0 comments

    Casi siempre soy quien hace las preguntas y genera la conversación… esta vez me tocó responder. ¡Qué linda conversación! De esas que olvidas cámaras y micrófonos. ¡Gracias a mi querido Francisco Zamora! Qué buen proyecto tienes con #BuenasssPodCast. ¡¡¡Me cuentan qué les parece!!!

#BofetónDeCariño: Soltar, Dejar ir, Renunciar y Perder

Yizette Cifredo/ October 8, 2019/ #BofetónDeCariño, De Humanos/ 0 comments

Nos hablan mucho de lograr, obtener, alcanzar, realizar, de tener y de ganar; pero muy poco de soltar, dejar ir, renunciar y perder; y es igual de importante y necesario en momentos claves. Tenemos que aprender a: Soltar rencores que solo matan y consumen a quien se aferra a vivir en guerras y se alimenta de su propia victimización. Dejar ir relaciones que solo lastiman, que sabemos que no van para ningún lado, pero nos empeñamos en mantener, en darle largas al sufrimiento y dolor; aplazando un final que sí nos puede traer paz y felicidad. Renunciar a tener todo el tiempo la razón y ser dueños de la verdad. A querer hablar, a solamente ser escuchados en vez de hablar menos y escuchar más, pero escuchar con el corazón, escuchar de verdad. Perder batallas, personas, cosas. Perder NO nos hace “perdedores”. Perder es un proceso de ligereza que nos conecta con nosotros. Cuando sentimos que perdemos, que nos queda un “vacío”, ahí estamos nosotros. En las pérdidas hay una gran oportunidad de encontrarnos, de encontrar nuestra verdadera esencia. Renunciemos al orgullo, a la competencia. Soltemos peleas bobas, enfados sin trascendencia. Dejemos ir lo que no edifica, a quien no

Read More