Yizette Cifredo/ September 22, 2011/ De Humanos/ 0 comments

¿Qué podemos hacer ante tanta crisis, criminalidad y violencia? ¿Tenemos las manos atadas? NO… Cuando hay una crisis económica, lo “apropiado” es ajustar el costo de vida. Medir los gastos e inversiones, y no comprometerse más de lo que no se tiene la capacidad de cumplir. Una crisis, un conflicto, un problema no nacen de la nada. Cuando pasan es porque no hay armonía, es porque las cosas no fluyen y hay que hacer ajustes. Así como pasa con la economía, pasa con todo lo demás. Las personas siguen quejándose de la violencia que impera en el mundo pero no hacen ajustes en su forma de operar. Creen que como no han matado a nadie, no tienen nada que arreglar. Si usted es de los que reacciona con malas crianzas; si explota como “triquitraque” por cualquier cosa que le moleste; si se pasa el día entero sermoneando o peleando con el despertador, la ducha, el carro, su pareja, los niños, el jefe, el tiempo, el transito, su estómago, las noticias, con todo lo que encuentre de frente… sepa que usted es uno de los que aporta a la violencia, maltrato, agresión y depresión colectiva.

Si quiere que este mundo sea mejor, sea usted mejor. Asegúrese de aportar cosas positivas a su entorno. Actúe de buena fe, ayude a su hermano y vecino. Observe a sus hijos, a los niños que tenga cerca y procure ser ejemplo de bondad, candidez, respeto y consideración. Cuando algo le moleste, RESPIRE!!! Deje que el oxígeno llegue a su cerebro y que corra por todo el cuerpo. Sopese los hechos, –y dije hechos no inferencias ni deducciones-, evalúe cuanta energía cada situación que le toque vivir en su vida amerita. No desperdicie su vida alimentando malos momentos, malos sentimientos ni malas relaciones.

Tener mal genio, no es tener carácter. ¡Al contrario, es no tenerlo! Hacen falta más personas con carácter y mucho menos con mal genio. Se necesitan personas con el temple y valor de asumir posturas y modelar respeto, amor e integridad. Personas con la suficiente seguridad en si mismos, como para dejar de ser quienes los demás esperan de ellos, dejar de complacer las expectativas del mundo, y comenzar a tener identidad propia. Hace falta gente con la suficiente fuerza para domar sus egos y ‘empoderar’ su espíritu.

Vivir una vida justa y equitativa, requiere carácter. Vivir una vida en amor, requiere valentía. Vivir y disfrutar de paz, requiere parámetros y un genuino interés por el prójimo. No se trata de hacer algo, sino de SER alguien…

Yz [22.Septiembre.2011]

Share this Post

¡Cuéntame qué te parece! Todo comentario, pregunta y/o sugerencia es bienvenida.