Yizette Cifredo/ October 18, 2011/ De Humanos/ 8 comments

Sentados en la mesa de un restaurante, estábamos tres locos filosofando un poco.

Parece el comienzo de un cuento, pero así fue. Hace varios días compartía con dos amigos muy especiales. Se generó una conversación sensible y profunda, simple y complicada, era todo y nada a la vez. Fuimos brincando de un tema a otro. ¡Teníamos tantas cosas que decir! Hablamos de la vida, de los animales, de los hijos, sobrinos, trabajos, y, por supuesto, del amor… Llenos de decepciones y deseos, coincidimos en algo. Sea como forma de defensa y protección, bajo ignorancia o puro dramatismo, se vive en tanto pesimismo y en tanta desconfianza que las personas pasan sus días esperando el cantazo. Estamos listos para la traición, el dolor y el fracaso; pero cuando vemos algo muy bueno  pensamos que “hay truco envuelto”. Y es que precisamente el miedo a que nos cojan de pend…, ha hecho que el atributo “muy bueno”, pase a ser un defecto.

Lo malo es posible, lo bueno no. ¡Hay que ser masoquista para adoptar esa filosofía de vida! ¡Qué fastidio con el bendito control! Como la gente no quiere ser herida, crean en su cabeza los peores escenarios por si viene el golpe. Así pueden decir “yo lo sabía”. Me pregunto, ¿de verdad asumir esa postura hace que un “momento duro” duela menos? A mi me parece peor. La mente suele ser mucho más cruel que la realidad. Vivir atormentados con la expectativa del dolor y el sufrimiento, listos para cuando llegue, es sufrir en todo momento. ¿Y si no llega nunca? Con el deseo de evitar sentimientos de dolor, evitamos sentir, punto. Peor aún, estamos sumergidos en el mismo dolor.

Entonces, aquí viene la parte interesante, cuando llega alguien a tu vida  que supera todos tus sueños y expectativas, no lo crees; desconfías. Estas lista para cuando saque su verdadero rostro. “Nadie puede ser tan bueno.” “Algún defecto tiene que tener.” No te rindes, no importa cuanto tiempo pase, sabes que algún día el príncipe se volverá sapo o la carroza calabaza. Vivimos los días ignorando los hechos y haciéndole caso a nuestra gran y creativa imaginación. ¡Incoherencia total, hagámosle caso a las alucinaciones y espejismos! ¡Eso sí hace sentido!

Si algo bien bueno, muy bueno, increíblemente bueno llega a tu vida; DISFRUTALO. Si se acaba, se acabó. ¡Cuál es el problema! No me hace sentido que para evitar decepciones, vivamos defensivos todo el tiempo; para evitar corajes, vivamos molestos todo el tiempo; y para evitar dolores, vivamos sufriendo todo el tiempo. Cambia la frecuencia, no te anticipes ni discrimines por tus pasadas experiencias. Los buenos o malos ratos te enseñan sobre ti, no te enfoques en los demás. Aprende y sé más grande, no más pequeño.

La vida esta llena de elecciones y hay opciones que son mutuamente excluyentes: donde hay una, no puede estar la otra. Donde hay desconfianza, no puede haber verdad. Donde hay prejuicios, no puede haber libertad. Donde hay temor, no hay espacio para el amor. Cada vez que escoges ser de una manera, descartas otra. Lo chévere de todo es que, por más que quieras culpar al mundo, la actitud con la que vives es tu elección. TU decides… ¿Qué escoges y qué descartas?

Yz

[2.Septiembre.2011 / 18.Octubre.2011]

Share this Post

8 Comments

  1. Real vivimos alerta a lo que es bueno y dura poco !!!!porque Ya nada bonito o bueno puede exisitir segun nuestro hoy vivir

  2. Todo es muy cierto y por una razon u otra me identifico. Aunque hoy dia ya no se puede confiar ni en la sombra de uno mismo, pero siempre hay que vivir cada momento y cada minuto como si fuera el ultimo dia de tu vida + seguir hacia delante sin importar que.

  3. Excelente! Ciertamente no podemos anticipar todo en la vida, pues perderia el sentido!

  4. Buenísimo!!! Me río porque me identifico con esto… Cuando conocí a mi esposo eso me decía… Gracias a Dios vivo muy feliz y todo lo que dudaba ocurrió ser cierto… Pero eso mismo pienso, me lo disfruto mientras me dure!!! Creo que por lo que hemos vivido y por lo que hemos escuchado y visto nos hace dudar pero tenemos que creer… Creer y confiar que Dios guarda cosas hermosas para los que ponemos nuestras peticiones en sus manos.

    Éxito!!! Vas muy bien!!!

    1. Sylvia, gracias por compartir esto. Creo que a todos nos pasa y es bueno recordar que lo “malo” es tan posible como lo “bueno”, y confiar… ;D Abrazo fuerte y bendiciones siempre!!! Yz

¡Cuéntame qué te parece! Todo comentario, pregunta y/o sugerencia es bienvenida.