Con quiénes me llevo y con quiénes no…

Yizette Cifredo/ April 15, 2017/ De Humanos/ 0 comments

Me da tanta tristeza que las personas crean que uno debe relacionarse o simpatizar solo con quienes piensan igual que uno o pertenecen a una misma “clasificación”. Yo no sé ustedes, pero yo tengo relación con estadistas, independentistas, estado-libristas y cuanta afiliación o no afiliación político-partidista exista; con blancos, negros, indios, orientales; con hombres, mujeres, transgénero, travestis y de todas orientaciones e identidades sexuales; con pobres, ricos y los que nos llamamos “clase trabajadora”; con creyentes y ateos; con radicales y conservadores; con cultos, ignorantes y los que creemos que nos paseamos en medio. Mis relaciones y mi forma de tratar a la gente no dependen de si están de acuerdo o no conmigo, o si son diferentes o iguales a mi,  sino del respeto con que nos tratamos para acordar o diferir. Ya lo he escrito y dicho en muchas ocasiones, nada me hace superior ni inferior a ningún otro ser vivo, absolutamente NADA.

Aunque practico todos los días ser compasiva, lo cierto es que me cae como una pata en la retaguardia quien ose tratar a otro ser vivo con desprecio, sin importar si vota igual que yo en las elecciones o si le reza al mismo Dios que yo. Admiro a las personas por sus valores, por su forma de enfrentar los retos, por su manera de interactuar en este planeta. Me es indiferente con quién tiene un romance, cuántos títulos académicos ostenta, cuánta fama ni dinero tenga. Me tomo fotos, doy abrazos y le echo halagos a quien me nazca y con quien me salga de las guaretas. De igual forma lo opuesto; porque no se trata de segregarnos en claques ni grupitos “especiales”. Somos demasiado diversos y vivos.

En este mundo, en esta época, en este momento histórico nada positivo aporta quien pretende dividirnos. No pierda el tiempo buscando qué lo separa de la gente, identifique qué lo une, qué lo complementa. Haga alianzas, trabaje en equipo. No subestime ni sobreestime a nadie. Aprenda de quien pueda y ofrezca lo que tenga. Dejemos las boberías, prejuicios y estereotipos. Haga un ejercicio básico de matemática: sume y multiplique. Y como dijo Mahatma Ghandi, “sea el cambio que quiere ver en el mundo”. Predique de lo que puede, sin pretensiones y con la boca cerrada, porque es ejemplo y lo modela. Nada vale lo que dice, si no es coherente con cómo se vive.

¡Eeeeeh Jua!!! Siempre con mucho respeto y amor,

Yz Cifredo [15.Abril.2017]

#OtpimistaCompulsiva #FuncionaSerTu #NoMeCansoDeDarGRACIAS

¡Cuéntame qué te parece! Todo comentario, pregunta y/o sugerencia es bienvenida.