Yizette Cifredo/ June 30, 2020/ #BofetónDeCariño, De Humanos/ 0 comments

Salir del Closet… ¿Cuán terrible nos debe parecer el exterior para preferir vivir “escondidos” y no querer salir de un espacio “pequeño” pero en donde tenemos una sensación de estar “más segurxs”? ¿Qué pasa con la gente, con nosotros, que tantas personas tienen miedo de SER, de existir, de abrir su corazón y darse el permiso de VIVIR sin máscaras ni disfraces, sin pretender, sin complacer expectativas?

No hablo solamente de la comunidad LGBTQ+… Son muchas las personas que tienen miedo de mostrarse tal y como son porque su familia, su comunidad, la sociedad, las puede rechazar, castigar y condenar. ¿Qué estamos haciendo mal? Porque eso no está bien… que por mi manera de pensar y creer, alguien se prive de SER.

Me fascina esta celebración de ORGULLO, porque aunque nace de la necesidad de justicia y visibilidad para una comunidad que sigue siendo marginada y muy lastimada, replica el mensaje que todos y todas debemos gritar a los cuatro vientos: Me acepto y te acepto.

Salir del Closet… es un ejercicio que nos corresponde a muchas y muchos. Porque también significa no sentir miedo a asumir posturas, defender justas causas, darle voz a quienes acallan.

Recientemente publiqué una imagen que decía con los colores del arcoíris “amor es amor”, compartiendo mi apoyo a todas las personas de orientaciones e identidades sexuales y de género que son distintas a mí o iguales que yo…  y alguien me escribió: “que decepción, yo te admiraba”… y me dolió, porque para mi también fue una decepción saber que esa mentalidad permea, y que son expresiones como esas, llenas de rechazo y condena, las que hacen que muchas personas se queden calladas.

Esa persona “salió del closet” y dejo ver sus prejuicios, pues yo también salgo de closet para dejar ver mis valores, mis razones, mis creencias, y extender la mano a quienes pueden estar (en ciertos momentos) menos fortalecidos.

Salir del closet, te aplica a ti y me aplica a mí, porque nadie debe sentir miedo de estar viva o vivo. Nadie debe ser humillada o humillado por cómo se ve, por a quién decide amar o con quién le place compartir su cama.

Orgullo. ¡¡¡Qué celebración más brutal!!! Esta fiesta es de todas y todos, porque yo aprendí (e intento practicar todos los días) que a mí no me toca juzgar al prójimo, que a mí lo que me toca es amarles como aprendo amarme a mí misma.

Salgamos del closet de los prejuicios, y regalemos a nuestros semejantes lo que no nos toca quitarles… la paz de ser, la libertad de existir, el privilegio de encontrarse. Salgamos del closet y vivamos con orgullo, simplemente SER.

Y en el reino del amor todos los colores están incluidos…


Les comparto esta reflexión con todo mi respeto y cariño, con la esperanza de vivir en un mundo sin rechazo ni prejuicios.

Yz Cifredo [30.junio.2020]

 

Share this Post

¡Cuéntame qué te parece! Todo comentario, pregunta y/o sugerencia es bienvenida.