Yizette Cifredo/ August 10, 2020/ #BofetónDeCariño, De Humanos/ 0 comments

¡Qué desastre y triste realidad la de nuestro gobierno! Los huracanes, temblores y eventos naturales son cosas que están fuera de nuestro control, pero la desorganización, la ineficiencia, la ineptitud, la mediocridad y la falta de integridad, no.

¡Es drenante y frustrante verlos señalarse unos a otros! Todos víctimas, nadie culpable. Ese es el problema, que por estar evitando tener la culpa, no hay nadie que venga de frente, con la verdad, RESPONSABLE. No saben aceptar fallas y no saben pedir perdón. “Mas afectados que ellos nadie”, ¡por favor! Y quieren resolver sin escuchar al pueblo los mismos que cometieron el error. Aquí lxs maltratadxs, lxs engañadxs, lxs lastimadxs y lxs que terminan pagando son los mismos de siempre; el pueblo, el país, la gente…

Y yo me pregunto ¿cómo se arregla lo dañado, lo que parece irremediable? ¿cómo se recogen y limpian las zonas de desastres? ¿Hay esperanza para este vandalismo, para este tipo de destrucción? Y puede parecer que no, porque no hay solución inmediata, no es instantánea, no se arregla oprimiendo un botón. Es bien difícil poner en orden en un solo día lo que lleva años, décadas, en deterioro. Seamos honestxs, lo que hoy nos pasa no es producto de una sola persona ni de una sola administración.

¿Y por qué te digo esto? Porque te puedes sentir hartx de lo mismo y puedes creer por un momento que tienes las manos atadas. Mi mayor dolor y preocupación es que se nos cansan hasta las ganas por tanto golpe y decepción. Hoy nos toca estar molestxs e indignadxs. Hoy nos damos el permiso de desahogarnos y de sentirnos cansadxs, pero ahí no debemos estancarnos.

Los grandes cambios no son solo un trabajo en equipo sino también un trabajo en cadena. Es un proceso que toma pasos y toma tiempo; que lo comienzan unxs y lo continúan otrxs; que requiere mucha paciencia y consistencia. Como país sabemos lo que queremos y lo que no, aunque en ideologías tengamos muchas diferencias.

Quizás ahora no vemos posibilidades, pero se trata de mover una ficha a la vez. No se gana con un movimiento, sino con el que -después de varios- te hace prevalecer. A veces se nos olvida que un corredor llega a la meta, pero llega cansado, porque ningún triunfo se logra sin pasar mucho trabajo. Estamos en esos tramos donde pensamos que no podemos y nos tienta renunciar, pero este es otro duro momento del que nos tenemos que levantar.

Hemos marchado juntxs, nos hemos rescatado unxs a otrxs, Y, sí, hay esperanza para esta isla, porque la fuerza y motor de este pueblo, no son ellxs… somos nosotrxs.

Les comparto esta reflexión desde la misma tristeza y frustración que sentimos como país. Con todo mi amor y respeto, por si les tiene sentido…

Yz Cifredo [10.agosto.20]

Share this Post

¡Cuéntame qué te parece! Todo comentario, pregunta y/o sugerencia es bienvenida.