Yizette Cifredo/ August 31, 2020/ #BofetónDeCariño, De Humanos/ 0 comments

Me cansé de volver a empezar… ¿les ha pasado?

Hay muchas metas en la vida que dependen de muchos factores y circunstancias que no podemos controlar y que nos obligan a empezar una y otra vez… Y si bien es cierto que hay que tener esa flexibilidad y capacidad de resiliencia, hay otras veces que volver a empezar se debe a que nos falta consistencia, disciplina, querer lograr una meta de verdad.

Pues de esa, me cansé… ¿por qué será que decimos querer lograr metas que dependen de nosotros, de nuestro acción, de nuestro sacrificio, de hacer ajustes y nos fallamos? ¿Por qué para cumplir con otras personas nos fajamos tanto y hacemos lo imposible por quedarles bien y no así con nosotros?

Pues me cansé… Me cansé de querer algo que está en mi poder y no hacer lo que me toca para lograrlo. Me cansé de ver en otros y en otras el resultado que llevo añorando. Me cansé de hablar más de lo que verdaderamente hago; de proponerme la misma meta cada fin y comienzo de año; de mentirme, de tratar de engañarme a mí misma y sabotear por tonterías los resultados que llevo deseando.

Me cansé de ir pa’trás y pa’lante, y no llegar a donde quiero -no por falta de dinero, no por falta de capacidad ni si quiera de oportunidad- sino por falta de mí, por falta de voluntad.

Hay muchas metas en la vida que dependen de muchos factores y circunstancias que no podemos controlar y que nos obligan a empezar una y otra vez, pero también hay muchas que dependen de nosotros y, aún siendo sueños que deseamos vehemente, las dejamos para después. Pues de eso, me cansé…

Y cansarse puede ser la mejor parte, porque te da el coraje, el motivo, el carácter -no para hacer las cosas por fiebre, por presión de otros, por aparentar o complacer expectativas ajenas- sino para cumplirte a ti, porque tu eres razón suficiente para hacer sacrificios, para hacer ajustes, para moverte, para lograr esas metas que sí puedes, que sí tienes todo lo que necesitas, porque todo lo que necesitas, es a ti.

El cansancio no siempre es malo, también puede ser bueno. ¡Cánsate de ser mejor para otros y no así para ti! Cánsate de estar en el mismo lugar y procura empezar y, esta vez, cumplir, completar, terminar, llegar, lograr… para que -por lo menos en lo mismo- no te falles ni te canses más.

Les comparto está reflexión que nació de un cansancio real. Como siempre, con todo mi amor y respeto, por si les tiene sentido. 

Yz Cifredo [31.agosto.2020]

Share this Post

¡Cuéntame qué te parece! Todo comentario, pregunta y/o sugerencia es bienvenida.