Críticas, Ofensas, Halagos y Adulaciones

Aprender a separar críticas constructivas de las ofensivas; y la admiración honesta de las adulaciones… Ahí está el gran reto. No todas las críticas son para “chavarte” ni todos los halagos para ayudarte. Hace igual daño quien halaga hipócritamente como el que critica ofensivamente. Viceversa; hace igual bien quien te aplaude y aprecia genuinamente, como quien te respeta lo suficiente para hacerte sugerencias y recomendaciones que te invitan a ser mejor. Nos hemos vuelto intolerables a la desaprobación. Existe una necesidad, casi obsesiva, por estar en lo correcto y ser aplaudidos. Ya no se trata de ser y hacer las cosas bien; sino de que, aunque no sea honesto, nos celebren y “lamban” el ojo. Esto no

Read More