“Malas” Palabras

“Malas” Palabras

Las personas que me conocen saben que a mi no me gusta hablar “malo”.  No significa que nunca lo haga, sino que escogí hacerme consciente del vocabulario que uso y hablar “saludable”. Suena extraño y, sin duda, es una de mis loqueras positivas y de mi compulsión optimista. El punto es que decidí hacer un esfuerzo genuino por trabajar un día a la vez en hablar saludable, escuchar saludable, leer saludable, comer saludable, vivir saludable, SER saludable. Unos días me van mejores que otros. Ahora bien, cuando decimos hablar “malo”, ¿a qué nos referimos? Pues, les comparto mi definición. Para mi es usar palabras que lastimen, mutilen, denigren, ofendan o resulten en algún daño para sí mismo u

Read More