Por EVA soy ELLA…

Yizette Cifredo/ May 11, 2014/ De Mamá/ 2 comments

Dicen que “quien busca, encuentra” y así fue, princesa. Te buscamos y concebimos desde el amor más puro e infinito. Sin mayor expectativa, sin saber si eras niño o niña, te llamábamos VIDA. Vida que se engendra, que se genera y nos regenera. Vida que nos mueve, nos transforma y mejora. De eso se trata todo, de hacernos conscientes de todo lo que respira. De disfrutar, llamar y nombrar la VIDA. Sin hacernos esperar, desde que la ciencia lo posibilita, te dejaste ver: ¡es una niña! Y sin darnos cuenta, en ese justo momento, con tu sexo llegó tu nombre: EVA que, más adelante descubrimos, significa VIDA. Todo fluyendo en armonía. Mi amada hija, ¡qué bendición cargarte 41 semanas en mi vientre, qué glorioso fue pujarte! EVA Santiago Cifredo, gracias por transformarme en MADRE… ¡Te amo y respeto adorada VIDA, nuestra amada EVA… maestra y ángel; nuestra gracia divina! Yz [25.Abril.2014] ¡Gracias a Titi Gisel Arroyo (Partera) y Titi Dana Guzmán (Doula Cle) por esta hermosa obra en la que quedó plasmada la VIDA!

Cambios mágicos del embarazo

Yizette Cifredo/ October 29, 2013/ De Mamá/ 2 comments

El milagro de la VIDA se manifiesta en las acciones más sencillas. Llevar una criatura en tu vientre tiene un efecto mágico en ti y, de manera muy especial, en los demás. Logra que la gente haga algo que, hoy día, es escaso. Hace que las personas se detengan y te miren. De verdad te vean, observen y noten. Comienzan a admirar miles de detalles en ti que, posiblemente, siempre han estado ahí y nunca antes se habían percatado; pero ahora se los adjudican al embarazo. Es cierto que la maravilla de engendrar VIDA altera todo tu sistema y genera hermosos cambios, pero el ser humano en su naturaleza es VIDA y lleva consigo  millones de detalles que merecen ser admirados a diario. Te dicen que te ves distinta, que tienes “algo”. Echando a un lado esos evidentes y hermosos cambios, me inclino a creer que ese “algo” le pasa a la gente porque se dan la oportunidad de adentrarse en el alma de una mujer a quien le conocen su embarazo. Mientras no lo saben y no lo sospechan, ven lo mismo.

Read More