¿Quién vas a SER en el 2016?

Yizette Cifredo/ December 30, 2015/ De Humanos/ 1 comments

A un día de culminar el 2015, miles de pensamientos invaden mi cabeza y hay una pregunta que se repite una y otra vez: ¿qué quiero del 2016? Quizás a muchos de ustedes les pase igual. De algún modo el fin de año marca el fin de muchas cosas. Aunque, en teoría, es un asunto de calendario, lo cierto es que sentimos la esperanza de que el nuevo año trae cambios, mejoras, alivios, aumentos, rebajas, respuestas, soluciones, etc. No hay una sensación consciente de continuidad, sino que agrupamos los eventos, éxitos, fracasos, ganancias, perdidas en ese marco de 12 meses, de esos 365 días que miden lo mismo, pero parecen mas breves cada año. Así archivamos las memorias y definimos las etapas. ¿Qué quiero del 2016? ¿Que no quiero del 2015? ¿A qué renuncio? ¿A qué aspiro? ¿Cuánto suelto? ¿Cuánto acojo? Haciéndome estas preguntas, entendí que muchos y muchas respondemos sin asumir la responsabilidad de los resultados deseados. Hay quienes dicen querer salud, porque “con salud todo lo demás es posible”. Pero lo dicen esperando que caiga del cielo. No necesariamente porque cuiden su

Read More

Reflexión de nuevo año de un manganzón atolondrado

Yizette Cifredo/ December 31, 2013/ De Humanos/ 2 comments

“Trato de crecer y pasar a una nueva etapa, y el mundo me la pone difícil. Muchas de las viejas amistades no han cambiado y, aunque el tiempo y nuestros cuerpos sí, las mentes se han congelado. Por un lado mi vida avanza, pero siempre hay algo que la hala, la frena y la estanca. Intento hacer maniobras para permanecer aquí y allá; para no tener que renunciar a nada y quedarme en todas las etapas, en los viejos y nuevos tiempos; pero no me funciona. Y es que aquello que no se mueve y no evoluciona está muerto y se llama pasado; y el pasado esta diseñado para dejarse atrás, no para dar la vuelta y regresar. Entonces, sólo tengo el presente. Me toca despedirme de lo que no puede actualizarse ni adaptarse a mi ahora. Decir adiós a lo que no puede avanzar, evolucionar ni moverse. No me puedo permitir asesinar las posibilidades de un futuro fecundo por vivir en un pasado estéril, desperdiciando un presente disponible, real y vivo. Es tiempo de madurar…“ Yz [30.Dic.2013]