Reflexión de nuevo año de un manganzón atolondrado

Yizette Cifredo/ December 31, 2013/ De Humanos/ 2 comments

“Trato de crecer y pasar a una nueva etapa, y el mundo me la pone difícil. Muchas de las viejas amistades no han cambiado y, aunque el tiempo y nuestros cuerpos sí, las mentes se han congelado. Por un lado mi vida avanza, pero siempre hay algo que la hala, la frena y la estanca. Intento hacer maniobras para permanecer aquí y allá; para no tener que renunciar a nada y quedarme en todas las etapas, en los viejos y nuevos tiempos; pero no me funciona. Y es que aquello que no se mueve y no evoluciona está muerto y se llama pasado; y el pasado esta diseñado para dejarse atrás, no para dar la vuelta y regresar. Entonces, sólo tengo el presente. Me toca despedirme de lo que no puede actualizarse ni adaptarse a mi ahora. Decir adiós a lo que no puede avanzar, evolucionar ni moverse. No me puedo permitir asesinar las posibilidades de un futuro fecundo por vivir en un pasado estéril, desperdiciando un presente disponible, real y vivo. Es tiempo de madurar…“ Yz [30.Dic.2013]