El abuso del PERDÓN

El abuso del PERDÓN

Perdón es una palabra de mucha fuerza. Para quien lo ofrece es el reconocimiento vulnerable y humano de haber fallado, de haber lastimado física, emocional, hasta espiritualmente, a otra persona. Puede ser la confesión de “arrepentimiento” de un acto o palabra que como consecuencia perjudica o afecta a alguien más. Puede ser, pero no siempre van de la mano. Para quien lo recibe es la validez de sus emociones, es el reconocimiento e importancia de su existencia, es la medicina que comienza a sanar la herida que provoca la ofensa. Perdón es mucho más que una muletilla trillada, es mucho más que una palabra prostituida detrás de la manipulación camuflada de humildad. Es terrible cuando en una relación la solicitud del perdón pasa a ser la norma y deja de ser la excepción. Cuando se pierde el cuidado y, por ende, se descuida a la persona y al mismo amor. Ya no hay tacto ni cautela y la torpeza involuntaria y voluntaria se hace frecuente. Es triste cuando se pierde el

Read More

Servir: Una solución para tus issues

Quienes me leen con frecuencia conocen que mis propuestas pueden sonar “románticas” o “idealistas”, pero si las analizan bien tienen un sentido esencial. Muchas veces son tan simples como atípicas. En la mayoría de los casos, por tratarse de asuntos emocionales, son subestimadas. Las personas, por alguna razón, suelen darle más peso a propuestas con factores estadísticos, que tengan que ver con dinero o fórmulas. Creen más en una pastilla que en el mero hecho de respirar y descansar. Casi siempre pensamos que las soluciones a todos nuestros “males” se compran o hay que pagar por ellas. Permítanme explicarme bien, ahora voy al “meollo” del asunto. Cuando alguien se acerca y me pide un consejo, por ejemplo, sobre cómo manejo los retos que enfrento en mi vida o las diferencias que pueda tener con mi esposo, (sé que no tengo la verdad en mis manos, soy sólo un ser humano que con mucho respeto comparte experiencias que les han resultado); entre las opciones que ofrezco, los invito a hacer servicio comunitario o

Read More

En Orden Divino…

Hay frases que siempre serán nuestras, pero nunca nos pertenecerán. Con esa conciencia adopté la frase “en orden divino”. No sólo para decirla sino practicarla. Hace algún tiempo, la escuché de unos amigos, maestros y guías espirituales que, muy generosamente, la vida me presentó. Desconozco si mi interpretación es la correcta, pero les comparto lo que representa en mi vida. Como siempre digo, por si les funciona o si les hace sentido… Todos y todas vivimos circunstancias “positivas” y “negativas”. Llamamos “positivas” a aquellas que nos convienen, benefician o que complacen nuestras expectativas. Llamamos “negativas” a aquellas que son opuestas a lo que deseamos y/o esperamos. Cuando las cosas salen “bien” (circunstancias positivas), ¡fiesta! No hay por qué abatirse o quejarse, todo esta “en control”. Sin embargo, si las cosas no salen como esperamos y/o deseamos, entonces es una tragedia y decimos que nos salen “mal” (circunstancias negativas). Pues, para mi el orden divino no tiene positivo ni negativo, es y punto. Así lo percibo… No trata sobre un plan delineado, sino

Read More