Cero Comparaciones. Cero Competencia

Todos podemos disfrutar del sabor y la satisfacción del triunfo, pero como nos hemos creído eso de que hay que “tener más o saber más que los demás” y que hay que “llegar primero o hacer las cosas primero que el resto”, limitamos las posibilidades e invalidamos los esfuerzos. La competencia es demasiada y ha llegado a lo absurdo. Se compite por estar más saludable y más enfermo; ser quien más sufre y quien más goza; por ser el/la mejor y también por ser el/la peor. El “truco”, en esto de la competencia, es que resulta de la comparación. No existen magnitudes sin medidas. Entonces, la gente se la pasa comparándose, midiéndose y tabulándose para definir quiénes son, y

Read More