¿Es posible dejar de amar?

¿Es posible dejar de amar?

Créanme, cuando me entero de noticias sobre separación de parejas me cuestiono y me ataca cierto temor. Es que cuando comenzamos una relación nos imaginamos con esa persona el resto de nuestros días. No pensamos en todo lo que puede pasar en el camino, simplemente nos hacemos de la idea que estaremos juntos “para siempre”. Sin embargo, no hay garantías. ¿Es posible que se acabe el amor? ¿Es posible que cambien nuestros sentimientos? Seamos honestos, ¡claro que es posible! Ya lo dijo quien lo dijo: “el amor es como una planta”. El amor es un ente, está vivo. Se nutre y desnutre; crece y se desvanece. Soy fiel defensora de la vida en pareja. De hecho, me choca y fastidia como han querido hacer del matrimonio un martirio, del romance una “charrería” y de las relaciones una cadena perpetua. Estamos claros que no todo es perfecto, pero no lo es en ningún “estado civil”, ni casados ni solteros. Todo tiene sus chulerías y retos. Ahora bien, aún siendo una romántica

Read More

¿Celar es Amar?

¿Celar es Amar?

Reflexionando un poco sobre el tema de los CELOS junto con mi cómplice de proyectos positivos, Emmanuel Irizarry y sobre esa extraña frase que aún se repite: “si no te cela, no te ama“. Frase que para algunos es una “verdad”, coincidimos en que muchas veces el problema radica en cómo manejamos ese sentimiento que bien puede ser a causa de nuestras inseguridades o por faltas de respeto y conductas inadecuadas de una pareja. Estuvimos de acuerdo en que el peligro es cuando se convierte en un obsesivo deseo de control y enferma desconfianza. Celar no está directamente relacionado con amar. El celo, la mayoría de las veces lo provoca el miedo, el temor, que es diametralmente opuesto al amor. El miedo a perder algo o alguien que sentimos parte de nuestra vida. El miedo a que algo o alguien ocupe el lugar que tenemos en la vida de otro. No sé ustedes, pero yo lo he sentido. ¡Claro que sí! He sentido celos con y sin razón. En momentos de extrema

Read More

¡No seamos miserables!

¡No seamos miserables!

Nos dicen que tenemos que mirar al lado y darnos cuenta de que hay personas peores que nosotros para valorar lo que tenemos. ¡Que cosa tan horrible! ¿Para sentir que estoy bien, tengo que asegurarme que hay alguien peor que yo? ¡Paaar faaavor! ¿De cuando acá mis bendiciones y fortunas se miden según las tragedias y dolencias del prójimo? ¡Señoras y señores, no podemos ser tan miserables! Quizás, quien dijo esa frase por primera vez, lo dijo en otro contexto que de alguna manera se justifica o tenía sentido, pero ahora todo el mundo la usa porque sí y -en efecto- se sienten bien con sus vidas, con lo que tienen, “porque hay gente peor”. En los talleres de motivación que ofrezco lo digo y lo repito, los retos y obstáculos no son “maldiciones” son parte de la vida misma. Igual que las bendiciones y buenas noticias. Todo es parte de esta experiencia espiritual y humana que vivimos en este mundo terrenal. Blanco y negro, arriba y abajo, vida y muerte, todo es parte

Read More

6 años después…

6 años después…

Hace casi 6 años, tomé la decisión de concluir mis labores en uno de los proyectos de la TV que más me ha llenado de satisfacciones; un programa de entretenimiento e información que se llamó “En el Lente del Ojo Público”. No fue una decisión fácil porque me alejaba por un momento del medio que amo y respeto tanto. Sin embargo, fue una decisión necesaria e importante. Sobre todo, una decisión perfecta. Lo que he vivido durante este tiempo me ha ayudado a evolucionar como persona, mujer y profesional. Muchas veces, la vida nos lleva por caminos que nos aterran porque no los conocemos, pero siguen siendo caminos que nos llevan a algún lado, o a varios. Dicen que “la comida del pobre llega to’a junta” (aplica para cuando llegan muchas cosas que nos agradan y de esas que no tanto). Sin duda, cuando nos enfrentamos a cambios, no vienen solitos ni con anestesia. En ese momento en que recibes fuertes impactos, en especial cuando no vienen con fama, dinero ni “standing”, pasa algo

Read More