Tag Archives: mundo

Con quiénes me llevo y con quiénes no…

Yizette Cifredo/ April 15, 2017/ De Humanos/ 0 comments

Me da tanta tristeza que las personas crean que uno debe relacionarse o simpatizar solo con quienes piensan igual que uno o pertenecen a una misma “clasificación”. Yo no sé ustedes, pero yo tengo relación con estadistas, independentistas, estado-libristas y cuanta afiliación o no afiliación político-partidista exista; con blancos, negros, indios, orientales; con hombres, mujeres, transgénero, travestis y de todas orientaciones e identidades sexuales; con pobres, ricos y los que nos llamamos “clase trabajadora”; con creyentes y ateos; con radicales y conservadores; con cultos, ignorantes y los que creemos que nos paseamos en medio. Mis relaciones y mi forma de tratar a la gente no dependen de si están de acuerdo o no conmigo, o si son diferentes o iguales a mi,  sino del respeto con que nos tratamos para acordar o diferir. Ya lo he escrito y dicho en muchas ocasiones, nada me hace superior ni inferior a ningún otro ser vivo, absolutamente NADA. Aunque practico todos los días ser compasiva, lo cierto es que me cae como una pata en la retaguardia quien ose tratar a otro ser vivo con desprecio, sin importar si vota igual que yo en las elecciones o si le reza al mismo Dios que yo.

Read More

Críticas, Ofensas, Halagos y Adulaciones

Yizette Cifredo/ October 16, 2012/ De Humanos/ 5 comments

Aprender a separar críticas constructivas de las ofensivas; y la admiración honesta de las adulaciones… Ahí está el gran reto. No todas las críticas son para “chavarte” ni todos los halagos para ayudarte. Hace igual daño quien halaga hipócritamente como el que critica ofensivamente. Viceversa; hace igual bien quien te aplaude y aprecia genuinamente, como quien te respeta lo suficiente para hacerte sugerencias y recomendaciones que te invitan a ser mejor. Nos hemos vuelto intolerables a la desaprobación. Existe una necesidad, casi obsesiva, por estar en lo correcto y ser aplaudidos. Ya no se trata de ser y hacer las cosas bien; sino de que, aunque no sea honesto, nos celebren y “lamban” el ojo. Esto no es más que un reflejo de baja estima, conformismo excesivo y apego a la mediocridad. Debemos sacar un tiempo para evaluarnos, reconocer nuestros atributos y logros, así como nuestras “fallas” y “áreas de oportunidad”. El punto es, sin ser nuestros verdugos, identificar en qué y cómo podemos exigirnos más. Ese ejercicio no sólo debemos hacerlo con nosotros mismos, sino también con los demás. No prostituya su escala de valores. No se “coja pena”, a usted ni a nadie. Obsérvese y observe con respeto y

Read More