#BofetónDeCariño 003: Cortesía: ¡Palabras Poderosas!

¡Qué diferencia haría si como seres humanos, adoptáramos los buenos modales y la cortesía como uno de los valores principales en la crianza y educación! Este fue uno de los primeros “bofetones de cariño” que compartí, cuando este invento de compartir en vídeos breves invitaciones y reflexiones era un mero reto personal. Me parece que este mensaje no pierde vigencia y que, por el contrario, es muy pertinente y necesario. Si piensas lo mismo, ¡compártelo! Los grandes cambios comienzan con pequeños y poderosos pasos como este. Manifestemos con la palabra la actitud positiva y empática que nos hace falta como pueblo. ¡Eeeeeh Jua¡¡¡ #BofetónDeCariño #ShotDeEnergía ¡Los quiero un chorrote! Yizette Cifredo

Mis Canas Maestras: Reina, Lidi y Marga

Transitando la calle de los 30 que me lleva a la avenida “los 40“, ciertos asuntos van tomando notoriedad. Agradezco los genes de mi amada madre que juegan a favor, sin dejar tanta evidencia del pasar del tiempo. No porque “el pasar del tiempo” sea malo ni bueno, sino porque vivimos en un mundo visual y físico que aspira a la inmortalidad y a la eterna juventud. Que se esfuerza más por aparentar que por ser. Que la percepción impera sobre la esencia.  Por el momento, he optado por llevar el color natural de mi cabello y algunas “canas” resaltan muy alegres. Ellas son muy… ellas.  Mientras millones de cabellos oscuros descansan uniformes, ellas vivarachas celebran pareciendo gritarle el mundo “estamos aquí”. A veces, hasta las envidio. Su levedad y ligereza, las liberan. Se mantienen ágiles, dinámicas y muy “erectas”. No hay “spray” de cabello que pueda con ellas, por más “super extra hold” que sea. Siendo honesta, no son muchas, son -literalmente- dos o tres, pero tienen su fuerza. ¡Hasta

Read More

Cero Comparaciones. Cero Competencia

Todos podemos disfrutar del sabor y la satisfacción del triunfo, pero como nos hemos creído eso de que hay que “tener más o saber más que los demás” y que hay que “llegar primero o hacer las cosas primero que el resto”, limitamos las posibilidades e invalidamos los esfuerzos. La competencia es demasiada y ha llegado a lo absurdo. Se compite por estar más saludable y más enfermo; ser quien más sufre y quien más goza; por ser el/la mejor y también por ser el/la peor. El “truco”, en esto de la competencia, es que resulta de la comparación. No existen magnitudes sin medidas. Entonces, la gente se la pasa comparándose, midiéndose y tabulándose para definir quiénes son, y saber cuán superior o inferior está su posición en el tablero. Juran que si te pasó algo bueno, se lo quitaste a ellos o a alguien. Que tu sufrimiento o desgracia valida la del prójimo o, peor aún, cancela la de otro. Es ridículo y no tiene sentido. Si no has caído en

Read More

¿Quién dice YO?

¿Qué NO podemos hacer? Darle para atrás al tiempo y borrar lo dicho o hecho Controlar las acciones de los demás Controlar las circunstancias Resolver los problemas por arte de magia Curar enfermedades o condiciones que no conocemos ¿Qué SÍ podemos hacer? Controlar nuestras actitudes y mal genio Ser compasivos con los demás Ser mediadores de paz Administrar las circunstancias (a nuestro favor) Buscar ayuda psicológica o espiritual Abrazar más, mucho más Apreciar más, mucho más Validar y Considerar Educarnos y nutrir nuestra humanidad Nos quejamos e indignamos ante lamentables tragedias cuando ya no podemos hacer nada. Nos cruzamos de brazos como si la culpa fuera huérfana y la solución no estuviera en nuestras manos. Nos fijamos en los grandes crímenes e ignoramos los pequeños asaltos que cometemos a diario. Todos somos víctimas y victimarios. Estamos tan industrializados que nuestra prioridad es generar dinero, todo lo que tenga que ver con trabajo. Se ridiculiza el amor, la familia, se glorifica la violencia y luego nos quejamos. No se vale hacer dos

Read More