Empezar de cero

¿Cuántas veces nos hemos sentido derrotados, que hemos caminado un largo tramo y cuando vemos cerca la meta, es como si un fuerte viento nos echara para atrás? ¿Cuántas veces nos vestimos de esperanza, nos perfumamos de entusiasmo y, al final del día, terminamos desnudos y desaliñados? No queda ni la pinta ni el aroma, y sentimos haber cogido una paliza como de 10. Son demasiadas las veces que casi nos domina el cansancio y casi nos vence el hastío. Digo “casi” porque siempre pasa algo o alguien que nos inyecta de energía, nos recarga la bateria y nos da el empujón que necesitamos para continuar… ¡Qué cosas, verdad! Sin importar lo terrible de lo que nos

Read More